11 mayo
Escapada a Berlin
Francesca Goldin
por Francesca Goldin

Escapada a Berlin





Berlín ha dado la sorpresa, este año al superar a Roma como destino turístico, alcanzado los 20 millones de pernoctaciones, dejando atrás los casi 19 millones de Roma y el Vaticano.

La capital alemana ha experimentado un gran crecimiento en su sector turístico durante la última década, no sólo por sus excelentes museos, sino por representar un estilo de vida desenfadado y cosmopolita, con unos precios muy atractivos.

Aunque todavía está muy por debajo de Londres (45 millones de pernoctaciones) y París (34 millones), para su alcalde, es una objetivo realista pensar que en los próximos diez años se podrán alcanzar cifras semejantes.

Como dato relevante, el fuerte incremento (27%) de visitantes israelíes en la ciudad, señal de que el rechazo judío por Alemania sigue atenuándose.

Capital de la República Federal Alemana. Situada a apenas 70 kilómetros de Polonia, Berlín se consolida como la ciudad más poblada del país y, sin duda, la más histórica de Alemania. Su moneda es el Euro y aunque su lengua oficial sea el alemán, es fácil comunicarse en inglés.


Las Maletas del Viajero

Documentación

  • DNI o pasaporte en vigor.
  • Tarjeta Sanitaria Europea.

Clima y horarios

  • Los veranos en esta ciudad son llevaderos, soleados y sin excesivo calor, pero sin duda lo peor es el invierno. Las temperas son muy bajas (los -0º se superan con facilidad) y el ambiente muy húmedo. ¡No olvides abrigo, guantes y bufanda!
  • Aunque su reloj marque la misma hora que el nuestro, los negocios cierran antes (a partir de las ocho de la tarde te resultará difícil encontrar algo abierto).

Cómo llegar, transportes 

  • Para llegar a Berlin desde España, la mejor opción es el avión. Compañías lowcost como EasyJet o AirBerlin viajan hasta allí, desde diferentes ciudades de España por un precio muy asequible. Si optas por el avión, probablemente aterrices en uno de estos aeropuertos: Tegel, Tempelhof o Schönefeldl. Gracias a que todos están bastante cerca del centro, si vas con más gente, la mejor opción es coger un taxi. Si no, todos ellos ofrecen alternativas de transporte público. Te recomendamos visitar la página oficial del aeropuerto en el que aterrices y ver si en función del horario de llegada, te interesa coger un metro, un tren o un autobús. El precio en cualquier caso, es asequible.
  • Para moverte por el interior de la ciudad dispones de trenes de cercanías (S-Bahn), metro (U-Bahn), autobuses y tranvías. Lo mejor es que adquieras un Tageskarte, es decir, un ticket de transporte válido para todo un día con el que por 5,80 euros podrás moverte en cualquier medio de transporte de los mencionados, por las zonas A y B (más que suficiente). Lo mejor tanto para el día, como para la noche, es optar por el U o el S (ambos circulan toda la noche, excepto en algunas líneas -U4, U55, S45 y S85-).

Imprescindibles

En esta guía de viajes de Berlín te recomendamos que en tu escapada visites lo siguiente:

  • Unter den Linder: se trata de la avenida principal de Berlín y probablemente, una de las más bonitas de Europa. En este boulevard se concentran algunos de los monumentos más representativos de la ciudad que son, para todo turista, visita obligada:

    • Puerta de Brandenburgo: inspirado en los edificios clásicos de Atenas, este monumento es el símbolo más característico de Berlín. Está situado en pleno centro de la capital, junto a la zona que antiguamente ocupaba el Muro de Berlín. Mide 11 metros de altura, está compuesto por cinco arcos y en la parte superior se aprecia la escultura de una cuadriga. (Parada de tren: Unter den Linder).
    • Reichstag: se trata ni más ni menos que del Parlamento nacional, un edificio histórico y grandioso que, tras incendios y destrucciones, ha sido renovado con una cúpula de cristal diseñada por Norman Foster. Desde esa misma cúpula, de forma gratuita, disfrutarás de unas vistas espectaculares de la ciudad. (Parada de tren: Unter den Linder). Es imprescindible para poder entrar hacer reserva previamente en la página web del Reichtag.
    • El Arsenal o Zeughaus: es el edificio más antiguo de la calle. En su interior alberga el Museo Histórico Alemán. Merece la pena apreciar la arquitectura barroca, pero a distancia. El interior, a no ser que te llame la atención alguna exposición temporal, no merece demasiado la pena. (Parada de tren: Hackescher Markt).
    • La Ópera / Staatsoper: es el principal teatro de ópera de Berlín y uno de más importantes de Alemania. (Parada de metro: Deutsche Oper).
    • Puente de Schlössbrücke: sirve de unión con la Isla de los Museos, una isla situada en medio del río Spree, que cuenta con varios de los museos de la capital así como con la Catedral de Berlín, edificio barroco impresionante destinado al culto evangélico. ¡No te lo pierdas! (Parada de metro y tren: Alexanderplatz). Por el camino, además de lo mencionado verás otros edificios grandiosos, aunque en menor medida, como el de la Biblioteca, la Universidad o la Catedral católica de Santa Eduvigis. No pierdas demasiado tiempo en ellos, ¡hay muchas más cosas que ver! 
  • Alexanderplatz: Esta plaza que fue el centro neurálgico de Berlín Este es un buen punto para dar por finalizado el paseo por la avenida Unter den Linder, aunque en realidad no forme parte de este boulevard. Cerca de esta plaza se encuentra la famosa torre de la televisión, que cuenta con un restaurante circular panorámico que gira sobre sí mismo. (Parada de tren y metro: Alexanderplatz).
  • Muro de Berlín: aunque quede poco de esta construcción que dividió la ciudad y el mundo en dos, en la calle Mühlenstrasse aún se puede ver un tramo de más de un kilómetro de los 144 que tenía el muro a finales de los 80. A la parte de muro grafiteada se la conoce como East Side Gallery. (Parada de metro: Warschauer Strabe).
  • Postdamer Platz: situada en pleno corazón de Berlín a esta plaza se la podría considerar la zona empresarial y comercial por excelencia. Además, esta plaza tan moderna y cosmopolita es la que acoge anualmente el Festival de Cine de Berlín. No dejes escapar un buen paseo nocturno por la zona. (Parada de tranvía: Postdamer Platz).
  • Checkpoint Charlie: se trata del antiguo paso de frontera entre el Berlín Este y el Oeste. Tras la caída del muro de Berlín, esta zona también fue derruida, pero a día de hoy se puede contemplar una reconstrucción de una de las casetas de control y un museo, el Haus am Checkpoint Charlie Mauermuseum, que rememora la historia de aquellos días. Está demasiado abarrotado de turistas y, al margen de su valor histórico, esta zona no es demasiado llamativa. Dirección: Cruce de Friedrichstrasse y Zimmerstrasse. (Parada de metro: Kochstrabe. / Tranvía 129).
  • El poco conocido Museum für Fotografie (o Helmut Newton Foundation) con más de 1.000 fotografías y retratos de este polémitc y transgresor fotógrafo, una de nuestras galerias favoritas, tanto en Berlín como en el resto de Europa. Imprescindible.

Dónde dormir, comer y salir 

  • Para dormir, a no ser que esté extremadamente lejos, cualquier zona es buena ya que casi todos los barrios están muy bien comunicados con el centro gracias al transporte público. Si queréis algo barato, la mejor opción es un albergue. Te recomendamos el Pegasus Hostel Berlín, situado en Str. der Pariser Kommune 35. Acogedor, limpio, juvenil y muy económico. No por mucho más dinero, podéis disfrutar de un hotel moderno situado en Charlie Point. Si viajas en pareja, este segundo hotel será la mejor opción: Hotel Gat Point Charlie, Mauerstr. 81-82, Mitte. El NH Mitte también está estupendamente situado, desde él podrás hacer toda tu escapada turística prácticamente a pie. La relación calidad precio también es muy buena.
  • Comer en Berlín es relativamente barato si lo comparamos con otras ciudades europeas. Toda la ciudad está repleta de restaurantes de comida rápida, especialmente de establecimientos Dönner Kebab y de puestos de salchichas (en ocasiones la mejor opción para llenar el estómago y seguir con tu ruta turística). Si lo que buscas es sentarte tranquilamente a degustar comida típica alemana, en el restaurante Weltrestaurant Markthalle (Pücklerstrasse 34) por unos 15 euros, podrás disfrutar de una gran cerveza Berliner acompañada de platos como el Kasespatzle (pasta típica del país) o el Scheweinebraten (codillo de cerdo y albóndigas). Aunque sea una comida pesada y no muy llamativa, te recomendamos fervientemente que visites este lugar ¡el ambiente es inigualable!
  • Tenemos la imagen de que los alemanes son cuadriculados, serios y formales. Pero este mito, aunque cierto en muchos ámbitos, se cae cuando los ves de fiesta. Berlín es una ciudad en la que se puede salir todos los días, siempre hay gente en los pubs y en la calle. Encontrarás una variada oferta para divertirte en los barrios Friedrichshain y Prenzlauer Berg. ¡A divertirse!

Nuestra Opinión

Berlín es una ciudad perfecta para recorrer en un fin de semana. Indudablemente, no abarcarás todo pero te aseguramos que será una escapada inolvidable. Está cerca de España, por lo que puedes llegar por un precio asequible, los precios allí son semejantes a los de aquí, y, lo que es mejor; una vez que llegues a Berlín, ¡no te aburrirás!

Organiza bien tu viaje y verás como es una experiencia única.


Compartir en Google+ Facebook Twitter



Lo más Reciente en el Blog