15 febrero
La lectura en el aprendizaje de una lengua extranjera
Nacho Costa
por Nacho Costa

La lectura en el aprendizaje de una lengua extranjera





Nadie duda de que la lectura es uno de los medios más eficaces para la comunicación y el conocimiento.

Sin embargo la lectura es un proceso complejo por la cantidad de mecanismos que intervienen. Durante la lectura se relacionan aspectos de la psicofisiología- esta es la ciencia de la psicología que estudia el modo en que las actividades psicológicas producen respuestas fisiológicas-con el aspecto intelectual de lo que se lee. Para que nos entendamos, si estamos leyendo una novela de asesinatos, nuestra reacción psicológica es el miedo y la respuesta psicofisiológica es que empezamos a sudar, por ejemplo.

Pero la lectura aplicada a la formación se convierte en un medio ideal puesto que mientras leemos analizamos, sintetizamos, deducimos, comparamos, e interpretamos, todas ellas actividades mentales que nos ayudan a fijar conocimientos y también a desarrollar nuestro cerebro.

Cuando se aprender a leer en una lengua extranjera lo primero que tenemos que hacer es decodificar el mensaje- entender que nos está diciendo-y lo ideal es poder decodificarlo sin pasarlo por nuestra lengua materna, esto es lo que se denomina lectura directa, porque no traducimos mentalmente. Los niños son expertos en este tipo de lectura. Existen muchos ejercicios para entrenar la lectura directa como son leer por grupos de palabras, leer muy rápido, saltarse palabras poco importantes y no vocalizar ni leer en voz alta. Para lograrlo tenemos que tener una capacidad de lectura de nuestra lengua materna muy desarrollada.

Se da la paradoja de que si hacemos un esfuerzo grande en aplicar la lectura directa en un idioma extranjero, ésta nos ayuda a corregir las deficiencias de la lectura en nuestra lengua materna. Os explico porqué. Cuando leemos en una lengua extranjera hacemos un fuerte esfuerzo de concentración, la cual nos ayuda a desarrollar la atención además de que nos ayuda en la formación y el desarrollo intelectual.

Podemos centrar tres objetivos en el aprendizaje de un idioma extranjero mediante la lectura:

- La comprensión e interpretación.

- La ampliación del vocabulario.

- La memorización.


Compartir en Google+ Facebook Twitter



Lo más Reciente en el Blog