23 octubre
Usar el microondas correctamente para recalentar la comida
Nacho Costa
por Nacho Costa

Usar el microondas correctamente para recalentar la comida





El uso del microondas está muy extendido. Tiene muchisimas utilidades, es rápido y mejora nuestra calidad de vida. Uno de los usos mas extendidos es el de recalentar la comida que nos ha sobrado. Usando estos pasos sencillos podrás volver a disfrutar de la comida otra vez como si fuera recien hecha.

¿Quién no ha sentido la tristeza de ver la última rebanada de pizza de la cena de la noche anterior reducida a un pedazo de plástico súper dura que es incomible? Creo que todos, y es que a pesar de que el microondas llegó a la vida a mejorar la vida culinaria de los que tienen fobia a la estufa, muchos no sabemos realmente los múltiples usos que tienen este maravilloso electrodoméstico más allá de echar a perder deliciosas pizzas.

¡Ojo a los tipos de recipientes que utilizamos!

Seguramente tienes una anécdota graciosa de algún recipiente de plástico derretido por las altas temperaturas del microondas, y si no es así, te recomiendo que revises que tipo de recipientes pueden ser introducidos a tu electrodoméstico o de lo contrario harás enojar a la señora de la casa. Recuerda, no todos los trastes son adecuados para el uso del microondas. Por ejemplo, jamás metas a calentar recipientes metálicos o de aluminio en un microondas, sin contar que recientes análisis hechos por importantes instituciones en pro de la salud aconsejan tampoco usar recipientes de plástico o film. Así que para no descartar cualquier tipo de incidentes, utiliza trastes de vidrio y loseta. Pero cuidado no lo vayas a romper.

¡Esperamos que con estos consejos y trucos la relación con el microondas mejore y así puedas disfrutar alimentos más comestibles! Vaya, qué quizás hasta el café adquiera un nuevo y delicioso sabor.

Ya que hablamos de la pizza y sándwich, aquí un truco.

Hablamos de pizza porque es la comida rápida más popular para ser recalentada en el microondas, pero como todo, tiene su magia y sus claves para lograr la perfección, o al menos hacerlo comestible. La clave está en mojar con agua el borde de este delicioso alimentos o colocarlo sobre un par de papeles en un plato para microondas y ¡ta-dan! Pizza comestible. Este mismo método puede ser empleado para sándwiches sólo que en vez de remojar las orillas verterás un par de gotas de agua en la superficie, el pan de caja quedará esponjoso y la sensación grumosa desaparecerá.

Misión casi imposible: Recalentando fideuá o paella.

Llevar a casa fideuá o paella que guiso mamá el fin de semana es como llevarte un pedacito de casa. ¿Pero qué haces cuando es al otro día y necesitas recalentarla? Tienes miedo de que haya perdido el sabor o lo eches a perder, pero no te preocupes sólo añade media taza de agua y está será consumida por el guisado sin ningún problema, esto ayudará a que se caliente de forma uniforme.

Ahora que sí eres un olvidadizo y dejaste a medias a café, no te preocupes, aún sirve, sólo agrégale un par de gotas de agua y mételo al microondas, sólo asegúrate de que este no hierva y verás que estará como recién hecho.

Uno de los principales temores al momento de usar el microondas es el quemar o exceder el tiempo de calentado. Así que te recomendados que justo a la mitad del tiempo que pones a calentar el alimento lo detengas y lo revises, revuelvas o voltees para que otras partes de la comida se alcancen a calentar de forma adecuada, después devuélvelo al microondas y espera a que terminé su ciclo para disfrutar de la comida.

La clave del éxito: ¿Cómo revitalizar mi comida?

Además de petrificar comida, el microondas puede ser utilizado para cocinar un centenar de recetas, pero la función fundamental para su existencia es recalentar la comida. Una recomendación que te podemos dar es que coloques una toalla de papel para cocina humedecido sobre el plato de comida que pongas en el interior del microondas y verás cómo al pasar los minutos que duré el recalentado esa pizza, sándwich o pechuga de pollo de la comida se ve y sabe justo igual de cuando la sirvieron.


Compartir en Google+ Facebook Twitter



Lo más Reciente en el Blog