4 junio
Visitar el Grand Canyon
Francesca Goldin
por Francesca Goldin

Visitar el Grand Canyon





El Gran Cañón del Colorado es uno de los mejores ejemplos que existen para constatar el poder de la naturaleza y el efecto en el planeta de los elementos. Uno de los accidentes geográficos más hermosos y posiblemente más conocidos del globo. El Gran Cañón es una paisaje cambiante, por lo que quien lo contempla guarda de él una imagen que no volverá a repetirse.



El Gran Cañón del Colorado, maravilla de la naturaleza

Situado al norte del estado de Arizona, en Estados Unidos, se muestra en toda su amplitud y particular colorido el Gran Cañón del Colorado.

El Gran Cañón es un paisaje laberíntico de roca producto de miles de años de erosión. El principal causante de este entorno mágico es el Río Colorado, que se ha encargado de esculpir esta garganta escarpada tomándose todo el tiempo del mundo o buena parte de él.

Gracias a la prueba del carbono 14 a la que se han sometido hallazgos y partes del mismo cañón, se ha constatado que el paisaje actual es producto de una acción continuada durante casi dos mil millones de años. Un dato suficiente para entender como experiencia única la posibilidad de visitarlo y contemplar el resultado de la acción del río, al norte de Arizona. .

El Gran Cañón, un paisaje cambiante

El mayor promotor de este paisaje fue Theodore Roosevelt. El presidente americano visitó el Gran Cañón con asiduidad, para disfrutar del paisaje y para dedicarse a la caza del puma. Aunque sea difícil de percibir para el ojo humano, es muy probable que el paisaje que admirara Roosevelt fuera otro distinto al que ofrece el Gran Cañón hoy. La imagen de un rojizo intenso de rocas coloreadas por los óxidos de hierro y manganeso sigue sometida a la acción del viento. El fondo de la garganta bañado por el río, aguanta pacientemente esa constante remodelación de su perfil, ejercida por la erosión del agua. .

Desde 1919, el Gran Cañón del Colorado es considerado Parque Nacional. Exactamente seis décadas después, en 1979, la Unesco lo declaraba Patrimonio de la Humanidad. Toda persona que ha visitado el Gran Cañón y vivido la experiencia de sobrecogerse ante tanta inmensidad y despliegue de belleza, es consciente de que este lugar es una de las maravillas naturales del mundo. No extraña por ello que el Gran Cañón esté actualmente compitiendo por oficializar el sentimiento general: ser una, entre las “Maravillas naturales del mundo”. .

Visitar el Gran Cañón

El Gran Cañón puede verse desde su borde sur, a más de dos mil metros de altura respecto al nivel del mar. Puede recorrerse en su entraña, al fondo del valle, al que se accede en mula o a pie y también descendiendo por el río. Puede contemplarse desde el aire, en avioneta o helicóptero. .

Son casi 450 kilómetros que transcurren por el norte de Arizona y que cuenta con profundidades que superan los 1600 metros. El Gran Cañón es un punto de paso obligado para los amantes del descenso o rafting. Una oportunidad incomparable de disfrutar de un paisaje que ha tardado en mostrarse tal y como es más de 2000 millones de años. .

A 150 kilómetros de Texas se encuentra el Gran Cañón del Colorado. Un paisaje en constante cambio que recuerda el poder de la naturaleza y su capacidad para lograr belleza.


Compartir en Google+ Facebook Twitter



Lo más Reciente en el Blog